VILLA DOLORES, CORDOBA
Mayormente Nublado

32°C

Villa Dolores

Mayormente Nublado

Humedad: 23%

Viento: 11.27 km/h

  • 11 Dic 2017

    Parcialmente nublado 32°C 16°C

  • 12 Dic 2017

    Mostly Sunny 34°C 20°C

Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Escuchanos en vivo

Estancia Pinas: la nueva área protegida que necesita Córdoba

Escrito por  La Izquierda diario Viernes, 06 Octubre 2017 20:12

La estancia Pinas, en el oeste de Córdoba, es uno de los más importantes refugios de la flora y fauna nativas. Su conversión en área protegida conservaría 105.000 hectáreas de la ecoregión chaqueña.

La estancia Pinas es un enorme latifundio, de más de cien mil hectáreas (cinco veces el área de la Ciudad de Buenos Aires), ubicado en el oeste cordobés entre los departamentos Minas y Pocho y lindante con La Rioja. Resguarda un importante fragmento del bosque que alguna vez cubrió doce millones de hectáreas en la provincia de Córdoba y ahora se limita, según la ley de bosques de la provincia, a sólo dos millones de hectáreas. Considerando solamente los bosques en buen estado de conservación, esa superficie es de sólo seiscientas mil hectáreas.

Alberga animales como el pecarí chaqueño, considerado en riegos de extinción por la Unión Internacional para Conservación de la Naturaleza. Esta especie fue recientemente descubierta en la provincia, ya que sólo se contaba con registros de provincias del norte de Argentina. Además, en la Estancia Pinas se encuentran las que, probablemente, sean las últimas manadas de guanacos salvajes de la provincia.
La historia de la estancia es tan curiosa como su fauna: en 1908 fue adquirida por Lisandro de la Torre con un crédito del Banco Español, aunque el político demócrata-progresista santafesino recién tomó posesión del campo en 1917. Su idea de trasformar a Pinas en un centro agrícola y ganadero fracasó estrepitosamente. Las únicas ganancias durante este período las obtuvo un socio de De la Torre talando los quebrachos colorados, quebrachos blancos y algarrobos de la zona. Luego de su suicidio en 1939, el campo fue adquirido por Juan Manubens Calvet en un remate.

Manubens Calvet, conocido terrateniente y político de Córdoba, falleció en 1981 sin herederos directos. Los bienes de su herencia son administrados desde entonces por la justicia provincial. Es probable que esta falta de definición sobre sus propietarios haya sido la salvación para el ambiente que alberga Pinas. De esta forma, el relicto de bosque se sustrajo a los periodos de mayor devastación ambiental de la provincia, que tuvo tasas de deforestación récord del 2,5% anual entre 1998 y 2006 y de 1,16% entre 2006 y 2011.

Actualmente, la estancia se encuentra dentro de las categorías roja y amarilla de la ley de bosques (es decir, de máximo y de intermedio valor de conservación), lo que limita las actividades económicas que se desarrollan en ella. En caso de volverse un parque nacional, complementaría a la vecina Reserva Chancaní (de sólo cinco mil hectáreas) y se convertiría en el mayor de parque la provincia, triplicando la extensión del Parque Nacional Quebrada del Condorito. Sería, además, una de las pocas áreas protegidas dentro de la ecoregión del Chaco Árido, y el primer parque nacional de esta zona.

Existen proyectos para declarar a esta estancia como reserva provincial de usos múltiples, o bien para ceder su jurisdicción y trasformarla en un parque nacional. Sería lamentable que, en cualquier caso, fuera transformada en una "reserva de papel", es decir una declaración de buenas intenciones que en la realidad no tiene presupuesto ni personal asignado y donde se permite continuar con diversas actividades económicas reñidas con la conservación. Este es el triste destino de muchas reservas "de uso múltiple", hídricas o recreativas de Córdoba y del país, donde sencillamente se le impone el nombre de área protegida a una propiedad privada, sin controlar las actividades que se desarrollan ni promover su expropiación.

Los departamentos Pocho y Minas están entre los más pobres de la provincia, lejos de los barrios privados que rodean la ciudad y de los valles que visitan los turistas. La expropiación de Pinas brindaría a sus pobladores la posibilidad de integrarse en un proyecto de desarrollo sostenible, demostrando la falacia de quienes imponen el destructivo modelo ganadero en el noroeste de Córdoba como la única alternativa de progreso.

Fuente: La Izquierda diario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Inicia sesión para enviar comentarios

 

 

Entrevistas

Ramón Mestre: “Estoy concentrado en mi gestión, no pensando en el 2019”

04/12/2017 21:46 | Entrevistas

Ramón Mestre: “Estoy concentrado en mi gestión, no pensando en el 2019” El intendente de la ciudad de Córdoba Ramón Mestre, dialogó con Roberto Fontanari, y dijo que no descarta ser candidato…
Leer más...

Opinión

¡Un aplauso para nosotros dolorenses!

20/11/2017 20:27 | Opinión

¡Un aplauso para nosotros dolorenses! La unión hace la fuerza, y vaya que sí, en una semana se logró reunir los cien mil pesos que…
Leer más...
¿Cómo evalúas el servicio de taxis de Villa Dolores?